sábado, 28 de julio de 2018

Fraternidad Humana 2018.

Vuelvo a corregir por enésima vez la letra de 2 estrofas de esta canción "fraternidad humana". Quise tratar de plasmar la idea de conectar en nuestro corazón dicha y felicidad resultado de la union con la fuente creadora de toda vida. Esta canción es como un cuadro en el que el pintor vuelve a pintar sobre lo hecho cambiando colores y formas. (en este caso la música sigue siempre igual solo la letra ha sido cambiada)
27/Agosto/2018: Vuelvo a cambiar parte de la letra, los 2 versos del párrafo anterior son:
"nuestro corazón es centro de dicha y felicidad
conectados con la fuente alcanzamos potestad"
Las palabras claves que me movilizaron fueron: 1. corazón. 2. centro. 3.fuente.
Hoy vuelvo a modificar y queda así:
"nuestro corazón es centro, que disuelve dualidad
conectados con la fuente, alcanzamos potestad"
A las 3 palabras claves, le sumo el concepto de dualidad, como algo principal que hay que superar para arribar a nuestro corazón, a nuestro centro y a la fuente que esta dentro nuestro, de la cual somos parte.
Creo darla ya por terminada la canción y se me ocurre que puedo grabarla y presentarla en youtube.

jueves, 19 de julio de 2018

Camina el rebaño.

Una nueva canción que hice en estos últimos dos días. Pensando en la fragilidad de  los bebes al nacer y el mundo perverso que nos toca enfrentar. Terminó siendo conceptualmente autobiográfica, recordando la inocencia de creer en un dios que nos guarda, unos  padres que nos aman y una ciencia que esta a nuestro favor. El corazón domado o quizás sistemáticamente callado para que no revele la irracionalidad de la violencia e injusticia instalada y disfrazada en la sociedad que nos toca vivir a los humanos en este planeta. Pisamos y arrasamos a todas las especies que se cruzan en el camino creyendo que estamos en la cima de la escala evolutiva y nos negamos ni siquiera a pensar que podemos ser ganado y comida de especies mas poderosas. Entre tanto "camina el rebaño" mesmerizado en su gran mayoría (presa del egoísmo, la crueldad, el fanatismo, la hipocrecía, la mentira, el dolor, el temor, aislados en un profundo sufrimiento), otros actuando como pastores controladores por un mendrugo y algunos en secreto teniendo destellos de amor por una creación radiante, tratando de conectar con nuestra fuente interior y encontrar nuestro ser divino (elevando la frecuencia en nuestro corazón).
Nació la música de acompañar la guitarra con la armónica -que tiene protagonismo en esta canción- (en DO), es estilo folk muy pausada y tranquila. Me gusta.

Olvidé mencionar que un poco la canción nació pensando en lo que le paso al Pity y comprendiendo las vicisitudes que acontecen a un ser sensible y rebelde que le toca vivir en este mundo hostil. 

domingo, 27 de mayo de 2018

Ven a mis brazos.

Una nueva canción, simple, un ofrecimiento de amor y besos.
Es de corta duración dura 2 minutos 30 segundos aproximadamente.
La canción me gusta.

martes, 15 de mayo de 2018

Sin sospechar.

Una nueva canción con destino de hit, hecha del 12 al 15/05/2018.
La letra es elocuente, es una canción romántica y sentida, la música es muy agradable y consta de dos partes tan solo, una introducción y un estribillo.

Cada día.

Esta canción siempre ha sido una belleza,
ahora modificada (10-05-2018) en parte la letra y con un nuevo sentido, está linda, es la canción 112 de la lista.

viernes, 9 de marzo de 2018

Agua de Mar.


Agua de Mar from Andres Monder Vermon on Vimeo.

El 6 de agosto de 2011 hice esta canción, tal como lo publiqué en este blog. Todo el año 2011 hice canciones muy lindas y esta en particular es sencilla en música y letra pero con un mensaje claro y contundente. Como salir del círculo de intoxicación que tiene nuestro cuerpo material, creo que el agua de mar aporta la limpieza de los intestinos necesaria y por supuesto nuestro cuerpo mental programado para mantenernos anclados en una dependencia crónica, va a dar argumentos para resistir vientos de libertad. La letra habla de vivir sin preocupaciones, sería estar en un estado paradisíaco donde no importa lo que se tiene sino lo que se quiere y en esa frecuencia vivir el milagro de la plenitud.